LOS TAYTA YACHAKS NOS ENSEÑARON QUE:

. Que el Gran Orden Universal construyo desde el vació al Gran Espíritu que habita en todos los seres de la creación.

. Que hay un mudo material y un mundo espiritual, visible e invisible, ordinario y no ordinario.

. Que el sol es nuestro padre y la tierra nuestra madre, y de su unión nacieron todos los seres que habitamos en este planeta.

. Que todos los seres somos "personas ", porque cada uno cumple una función necesaria para la reproducción y transformación de la vida. Las estrellas, los ríos, las piedras, son seres en diferentes procesos o niveles de la conciencia. Cada uno con su propia inteligencia, sabiduría, sentimientos.

. Que todos los seres y habitantes del universo somos hijos del amor de nuestros padres cósmicos, y que los seres humanos no somos ni más ni menos que otros seres.

. Que el camino de la sabiduría está teñido de humildad y sencillez.

. Que en el universo existen puntos energéticos, cuya misión es guardar el equilibrio natural, armonizándose y ajustándose en el tiempo.

. Que no existe el bien y el mal: solo "el bien y el menos bien", la oposición complementaria y no la antagónica. La una necesita a la otra y viceversa.

. Que no solo nos alimentamos de plantas o animales, sino que también vivimos de la energía de una montaña, de la fuerza de un océano, del poder del viento que corre en un valle, del espíritu de una cascada.

. Que el rito de la comida debe ser bendecido, porque es el fruto de la unión de la Pachamama y del Tayta Inti, fruto de lo cual seguimos prolongándonos en el tiempo y en el espacio.

. Que CUATRO son los elementos esenciales de la naturaleza: el fuego, el aire, el agua y la tierra.
El norte, el sur, el este y el oeste. El anciano, el adulto, el joven y el niño. El verano, el otoño, el invierno y la primavera. El alba, el día, el crepúsculo y la noche. La luna creciente, la media luna, la lu­na llena, y la menguante.

. Que todo está interconectado: lo que pasa en el vientre de la mujer pasa en el vientre de la tierra.

. Que la alegría del sol es nuestra alegría.

. Que la redondez de la madre luna cada mes, equivale al ciclo menstrual de la mujer.

. Que la muerte no existe. Todo tiene vida propia y se transforma.

. Que solo hay energía recicladora.

. Que una cosa es "saber' y otra "creer". Todo está creado y lo único hay que hacer es descubrirlo, desempolvarlo y limpiarlo. No es lo mismo “creer”, "crear" o "criar".

. Que todo es sagrado, y que la vida es un continuo ritual para la ceremonia de celebrar la existencia y el infinito.

. Que el Gran Orden Universal es todo y nada a la vez, es la síntesis de todas las leyes celestes. Es atemporal e infinito. Y todos los seres somos su expresión, una parte de su manifestación vital. Todos los seres somos componentes de su esencia energética.


VOLVER